Testimonio 1

testimonio-bop

Me llamo B.O.P. Tengo 45 años y he llegado a pesar 160 Kilos antes de ser operado por el doctor Sala en la Clínica Quirón de Valencia.
Mi vida me cambió desde la operación, porque mi vida de obeso era muy difícil y triste, y gracias a la reducción de estómago vivo muy feliz y más tranquilo, porque ya ni me fatigo ni tengo complejo de gordo, porque aunque lo disimulaba me daba cuenta de que la gente se reía de mí cuando me veían pasar de gordo y también por los andares que tenía.

En fin, que puedo contar que sólo tengo ante ellos agradecimiento porque gracias a ellos me ha cambiado todo en mi vida en salud y en la comunicación con la familia y amitades. Ya puedo ir tranquilo por todo sitio, porque ya no se rien de mí.

Antes de la operación, me encontraba deprimido y sin alegría, porque he llegado a tenerme rabia de ver que hacía toda clase de dietas y perdía peso, pero cuando las dejaba engordaba el doble y he hecho toda clase de regímenes con pastillas. En fin, de todo.

Todo esto hasta la operación, porque ahora puedo comer de todo y no engordo. Así, que sólo tengo hacia el doctor Sala agradecimiento de todo corazón y estoy a su entera disposición para lo que necesiten de mí.

Me despido con mucho agradecimiento hacia todo el equipo médico del Doctor Sala y la Clínica Quirón de Valencia.”

Testimonio 2

testimonio-crn

“Hola, me llamo C.R.N. Tengo 29 años y volví a nacer el día 16 del 5 del 2001. Fue cuando el Dr. Carlos Sala me realizó un by-pass gástrico.
Mi peso antes de la operación era de 124 Kg. Hoy peso 60 Kg. Un completo éxito, pues no sufrí nada en ella y lo repetiría sin dudarlo. A los tres días estaba ya en mi casa, y al mes en mi trabajo.

El paso de la comida líquida a la sólida fue en 3 días, sentándome todo de maravilla y con la ilusión de la pérdida de peso todo fue genial. A partir de la pérdida de peso fue subiéndome la autoestima, empecé a valorarme un poco más y a disfrutar de cosas desconocidas para mí.
Rompí con mi vida anterior y comencé una nueva existencia. Ahora me puedo vestir a mi gusto, pues pasé de una talla 60 a una 42 y aunque sólo me he quitado kilos, parece que sean años.

Mucha gente ni me reconoce, pero todos se maravillan con el cambio. En fin, estoy supercontenta con mi nuevo cuerpo y mi actual vida.
Todo esto es obra del Dr. Sala, a quien doy las gracias, pues le quiero un montón.

Si quieres más información o quieres que te aclare alguna duda, lo haré con sumo gusto.”

Comprueba el cambio de nuestros pacientes